El libro y sus partes

302

El libro y sus partes

Partes internas del libro (I)

Cuando compramos un libro, pocos somos conscientes de la cantidad de personas que intervienen en su composición. Cuando un autor entrega un original para su publicación, un conjunto de profesionales de distintos ámbitos se encarga de convertirlo en un producto comercial. Durante el proceso de producción, que acostumbra a ser largo y complejo, nada se deja al azar. Todos los elementos de la composición están previstos para que la experiencia de lectura resulte lo más grata posible.

Como autores nos conviene conocer cómo se compone un libro. Si te autopublicas, tu responsabilidad es mayor; tienes que conocer los distintos procesos que deberás realizar desde que pones el punto y final hasta que tu libro aterrice en las distintas plataformas comerciales.

Antes de crear un producto tienes que conocerlo

Así que, en esta sección, te proporcionaremos información y recursos que te permitirán autopublicarte con garantías de calidad. En esta ocasión, trataremos las partes internas del libro, en concreto, los elementos que componen los denominados principios. Es decir, las primeras páginas. Pero antes, estudiemos algunos conceptos.

Partes internas del libro

Cuando hablamos de las partes internas, nos referimos al conjunto de páginas que constituyen el cuerpo del libro que, técnicamente, denominamos tripa. En el cuerpo se distinguen tres partes: principios, cuerpo del libro y finales. En el presente artículo resumiremos los elementos que componen el pliego de principios.

Principios del libro

Conocido también como pliego de principios o preliminares. Se trata de las primeras páginas que debes incluir en tu obra.

  • Páginas de cortesía o respeto

Son las páginas en blanco que encontramos al inicio de un libro. Suelen ser dos, pero en ediciones de lujo podemos encontrar hasta cuatro. Hay que tenerlas en cuenta para la foliación: aunque no lleven el número de página impreso, se cuentan. En apartados posteriores explicaremos este concepto.

  • Portadilla o falsa portada

Se trata de la primera página impresa del libro (por consiguiente, deberá ser impar). En la portadilla indicaremos el título de la obra. Aunque lleve subtítulo, este no se incluirá.  Algunos libros no incluyen páginas de cortesía ni portadilla. No son obligatorias, pero en las obras literarias acostumbran a incluirse.

 

  • Contraportada

Denominamos contraportada a la página impar que se sitúa después de la portadilla. Generalmente, aparece en blanco.

  • Portada o fachada

La portada sigue a la contraportada. Es la página más importante del libro. En ella figura el nombre del autor, el título y subtítulo de la obra y, si lo lleva, el pie editorial, que incluye datos sobre el editor o la empresa editorial que ha publicado la obra.

  • Página de créditos

 

La página de créditos se sitúa en el reverso de la portada. En ella se indican los nombres de los propietarios de los derechos de autor, el año de publicación, el pie editorial (que incluye la dirección de la misma, el teléfono, el correo electrónico y página web, los datos registrales y forma societaria).

La página de créditos incluye el nombre de la editorial, la ciudad donde se ha imprimido el libro y la fecha de las distintas ediciones realizadas. También se incluirán los datos referentes al depósito legal y el número de isbn, la frase «Impreso en España», que identifica el país donde se ha imprimido la obra, y el pie de imprenta donde se indica el nombre de la imprenta y la dirección.

Cuando se trata de una traducción indicaremos, también, el nombre del traductor, el título original de la obra, el titular de sus derechos y el pie editorial original. En ocasiones,  se menciona al autor de la composición de la cubierta y la sobrecubierta.

La información situada en la página de créditos puede presentarse de dos formas: centrando cada uno de los bloques que la conforman o ajustándolos a la izquierda. Suele componerse en letra redonda, excepto el título de la obra, que puede componerse en cursiva o negrita y el de la firma editorial, que puede presentarse normal o con versalitas. El tamaño indicado es, generalmente, de 8 o 9 puntos o menor, pero el del ISBN será, como mínimo, de 9.

También podemos incluir una nota donde se recuerda que el contenido de la obra está protegido por la ley y que se prohíbe su reproducción total o parcial.

  • Dedicatoria

Es la página donde el  autor menciona a las personas o entidades a las que dedica la obra.

  • Lema o tema

Página en la que se incluyen sentencias, citas o versos que dan una idea del trasfondo ideológico que la sustenta.

  • Textos de presentación

En los principios del libro pueden incluirse textos que exponen al lector el propósito de la obra. La presentación, el prefacio y el prólogo son  los más habituales.

Si se trata de una obra de consulta, pueden incluirse instrucciones que faciliten al lector su manejo.  Si el libro cuenta con listas de abreviaturas, cuadros o figuras, se situarán en estas páginas.

  • El índice

En las obras de narrativa, el índice o tabla de contenidos se presenta justo antes del primer capítulo, que marca el inicio del cuerpo del libro. Puede presentarse, también, antes del prólogo o del prefacio.

 

El concepto de foliación

Foliar equivale a marcar con números. Es decir, a numerar. Conviene tener en cuenta que la mayoría de las páginas de principios no llevan el número impreso, pero cuentan para la numeración. Imaginemos un libro que incluye doce páginas de principios. Las diez primeras son las de cortesía, portada, portadillas, índice, etcétera. Tras ellas, observamos una página que corresponde al prólogo, que es la primera cuya numeración aparece impresa.  A pesar de ello, el número de página que le correspondería sería el  11.

Esperamos que la información te haya resultado útil. En próximos artículos profundizaremos sobre el tema.

Compartir
Artículo anteriorEl gato con gafas
Artículo siguienteCagalindes

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, escribe tu comentario.
Por favor, escribe tu nombre