El escritor emprendedor

375

El escritor como emprendedor

¿Te autopublicas? ¿Has pensado en desarrollar una carrera literaria al margen del sector editorial? ¿Te preguntas si la escritura constituye una profesión de la que puedas vivir?  La respuesta es . Pero emprender en este país no es fácil. Se requiere tesón, perseverancia y visión empresarial. Muchos lo intentan… ¡y lo consiguen!

En primer lugar necesitas un producto que ofrecer. Si escribes, tu producto será una novela. Si dominas el oficio puedes ofrecer distintos servicios: enseñar, realizar tareas de mentoring, proporcionar servicios editoriales, etcétera. Se trata de actividades que te permitirán subsistir mientras afianzas tu carrera como novelista.

Es evidente que para convertirte en escritor profesional tienes que dominar el oficio. Solo así estarás en condiciones de ofrecer un buen producto. Un libro que, además, atrape a un público amplio. Cultiva tu visión empresarial.

Mientras te formas y escribes, desarrolla una estrategia. Los emprendedores que operamos en Internet somos como polvo cósmico en la Vía Láctea: esa es la realidad. Cuando inauguras un negocio en la red, los clientes no llegan enseguida. De hecho, los lectores no aterrizarán en tu página si no utilizas las estrategias adecuadas.

El primer reto al que te enfrentas como escritor emprendedor es conseguir visibilidad. Tienes que trabajar para que tu público lector aterrice en tu página web o blog. Esto lo conseguirás con tiempo y dedicación. Piensa que tienes dos trabajos: escribir tu novela y desarrollar un plan marketing. Y no hay uno más importante que el otro. No importa que te autopubliques o que optes por la vía tradicional. Acostúmbrate a la idea de que tienes que implicarte en la promoción y venta de tu libro. Si no lo haces, tu proyecto quedará en agua de borrajas.

Necesitas, sí o sí, una página web o un blog. Tómatelo con calma. Sin prisa pero sin pausa. Te recomiendo que aprendas a programar algo de HTML. Lo suficiente como para trabajar en tu web o blog sin necesidad de recurrir a un informático, sobre todo  mientras comienzas. Te aseguro que no es tan difícil. Está en tus manos. Además, hay muchas plantillas que te facilitan la tarea.

No digo que sea cuestión de ponerse un rato y listo. Digo que puedes aprender, que está en tus manos. Es una herramienta que te conviene manejar o asociarte con alguien que lo haga. Esta es una buena opción. Si lo haces tú, el proceso resultará más ágil y si tienes un presupuesto ajustado, podrás invertir en publicidad o en formación.

Imagina que has tomado una decisión. Ya tienes un blog. ¿Cómo atraerás a tus lectores? Imagina que un usuario ha dado con tu página: cuando esto ocurra dispondrás de cuatro o cinco segundos para captar su atención. Ni uno más.

Lo conseguirás:

  • creando contenido que le interese, que le entretenga, que le aporte valor añadido y que le anime a comprar tus productos o servicios;
  • combinando textos seductores con un diseño atractivo y amigable;
  • creando contenido desde una perspectiva multimodal: vídeo, texto e imagen que se complementen y enriquezcan la información que ofreces;
  • trabajando en tu imagen de marca para que tu web o blog transmita personalidad, notoriedad y autoridad, y refleje los valores de tus lectores potenciales (branding personal);
  • aplicando estrategias de marketing de contenidos, de marketing emocional y neuromarketing;
  • aplicando estrategias de copywriting y storytelling.

Hay mucho que aprender, ¿verdad? Pero, no te agobies; en esta sección te proporcionaremos información y recursos que te ayudarán a convertir tu pasión por la escritura en una empresa viable.

¡Ánimo!

Y recuerda: si quieres, puedes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, escribe tu comentario.
Por favor, escribe tu nombre