El editor… ¿de mesa, dices?

 ¿Y qué significa esto? Hoy te lo voy a explicar. Muchas personas conocen la figura del editor, sin embargo, nunca han escuchado hablar del editor de mesa. Son profesionales distintos que realizan tareas diferentes. Un editor es aquel que se encarga de publicar libros, de seleccionar los títulos que formarán parte del catálogo de la empresa, de gestionar y adquirir derechos… entre otras muchas tareas. En ocasiones el editor es el propietario de la editorial.

El editor de mesa trabaja con los autores y sus textos, en la empresa desempeña el cargo de director técnico editorial. Su trabajo consiste en dirigir el proceso de transformación que experimenta un manuscrito desde el momento en que el autor lo entrega hasta que entra en imprenta para convertirse en un libro.

Años atrás, el editor de mesa coordinaba procesos; hoy en día, muchos editores de mesa no nos limitamos a coordinar el trabajo del equipo encargado de convertir el manuscrito en un producto comercial, sino que nosotros mismos realizamos cada una de las tareas, sobre todo cuando son editoriales pequeñas quienes nos contratan. Veamos qué tipo de trabajo realizamos.

# El proceso de editing

Cuando una editorial da el visto bueno a la publicación de un manuscrito, resulta habitual que se trabaje sobre el original durante un tiempo para conseguir pulir aquellos aspectos que el editor considere oportuno mejorar. Desde este momento, el original y el autor estarán en manos del editor de mesa, que es quien lo ayudará a revisar la obra hasta que considere que está lista para ser publicada. A este proceso lo llamamos editing.

 # Los procesos de corrección ortotipográfica y de estilo

 Una vez finalizado el proceso de editing la obra pasará al departamento de corrección. El editor de mesa coordinará y supervisará el trabajo de los correctores. Realizará un primer informe indicando a su equipo qué tipo de revisión conviene al texto. Cuando las correcciones de estilo y ortotipográfica se hayan realizado, el editor de mesa dará el visto bueno y enviará el manuscrito al departamento de producción.

El editor de mesa es responsable de que los distintos procesos a los que se somete la obra se realicen en los términos establecidos en un principio, controla los costes y se asegura de que la obra estará lista en la fecha establecida en el calendario editorial.

Como editora de mesa he coordinado la tarea de correctores, pero lo normal es que yo misma realice los procesos de corrección y editing. Una vez revisada la obra, el personal del departamento de producción se encargará de darle la forma de libro.

# El proceso de producción

La primera fase del proceso consiste en tratar el original con un programa de maquetación. Hoy en día se utiliza InDesign. A pesar de que el original ya se ha corregido cuando empezamos a maquetar, al proporcionar el formato a las distintas páginas suelen a parecer errores, algunos tienen que ver con el hecho de que, durante la corrección, se nos hayan escapado erratas: esto es muy normal, así que, una vez se ha maquetado el texto se realiza una nueva revisión: la corrección de galeradas.

 En este momento todavía podemos introducir algunos cambios en la maqueta, sobre todo, a demanda del autor. Podemos corregir alguna errata que se nos haya escapado o cambiar alguna palabra, pero nada más. Una vez maquetado el texto no se pueden introducir modificaciones relevantes, solo cuestiones muy concretas, porque el trabajo del maquetador en esta primera fase (corrección de líneas viudas y huérfanas, por ejemplo, de calles, callejones y carriles…) se perdería y tendría que repetirse.

La corrección de galeradas se hace página por página; en este momento, la página ya tiene el formato definitivo. El corrector marca las correcciones que han de hacerse en el documento impreso y el maquetador introduce los cambios en la maqueta. El editor de mesa revisa la última versión de galeradas para comprobar que todo es correcto. También se asegura de que la compaginación se realiza con base en el máster (página maqueta) que corresponde a la colección en que la obra se inscribirá.

Cuando se han introducido las correcciones se realiza una nueva impresión de la obra para revisar lo que se denomina como segundas pruebas o compaginadas. En este momento ya no se puede introducir ningún cambio en la maqueta, solo correcciones. Normalmente, en este proceso se revisa la foliación, es decir, se comprueba que las páginas estén numeradas de forma correcta. El editor de mesa se asegura, también, de que se ha eliminado el número (folio) a las páginas que no deben llevarlo. Por ejemplo, la página de arranque de capítulo. También se revisan las cabeceras y los pies, y las particiones de palabra al final de cada línea.

De todas formas, estos aspectos varían con el tiempo. Hoy en día vemos editores que numeran las páginas de arranque de capítulo e, incluso, que las sitúan en página par, cosa que antes no estaba permitido. Yo, como editora de mesa, sigo sin numerarlas y sigo colocándolas en página impar, porque me parece más estético.

Cabe destacar que los editores de mesa no tenemos libertad para tratar los textos como a nosotros nos parezca, debemos seguir rigurosamente el libro de estilo de la editorial en que trabajamos. Yo, como profesional independiente, sigo el libro de estilo de Martínez de Sousa. Es mi biblia y la garantía de que mi trabajo se rige con base en parámetros de calidad editorial. Suele ser necesario revisar dos juegos de pruebas compaginadas antes de cerrar el documento. El editor de mesa leerá detenidamente la última versión para verificar que está libre de errores y erratas. Cuando la revisión haya finalizado enviará el original a la imprenta.

# La revisión de capillas

Normalmente se realiza una revisión de capillas antes de ordenar el tiraje. Eso significa que el editor de mesa recibirá un primer ejemplar del libro, que repasará cuidadosamente: es la última posibilidad de que dispondrá para corregir errores de última hora. Revisadas las capillas, el director técnico editorial ordena el tiraje. Eso significa que, si tras la impresión de las copias aparece algún error importante, él será el responsable.

Cuando afirmamos que deseamos ser editores, tenemos que pensar bien qué tipo de editores deseamos ser. Si te apasiona trabajar con los autores y con sus textos, ser testigo de la forma cómo un original, paso a paso, se transforma en un libro, tú quieres ser editor o editora de mesa.

En Historias donde Vivo tenemos un programa de formación de asesores literarios y editores de mesa que te capacita para ejercer esta profesión apasionante. Te animamos a que le eches un vistazo a nuestra página web: comprenderás mejor qué tareas realiza el profesional que asume la responsabilidad de componer los libros que tanto amamos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Ver Política de cookies
Privacidad
X