¿Tienes a mano el boli rojo?

¡Perfecto! Porque vas a necesitarlo.

He seleccionado un texto de Isaac Asimov que originalmente fue modificado para realizar prácticas de edición. He escogido un fragmento y lo he editado. Observa los cambios y compara el resultado final.

En este caso, se trata de un texto científico. Las deficiencias que observamos en el estilo del autor restan a la voz autoridad y notoriedad. Un estudioso puede haber realizado una investigación minuciosa, pero si la redacción del informe no está a la altura, la impresión que obtiene el lector es muy distinta. Fíjate en la forma como he afrontado la corrección.

¡Espero que te resulte interesante!

 

Propuesta original

Isaac Asimov se preguntaba cómo se comunicaban los hombres de Cro-Magnon cuando, hace 25 000 años, comenzaron a plasmar escenas de caza en las cavernas. La hipótesis que baraja es la siguiente:

cómo podemos averiguarlo. Los pueblos primitivos dejaron sus huesos, sus útiles e incluso su arte, pero no nos legaron muestra alguna de su lenguaje. Para esto tendrían que escribirlo, y la escritura no se inventó hasta hace unos 5.000 años.

Por tanto, en cierta manera pudieron dejar señales sobre sus lenguajes, porque las lenguas no son completamente independientes unas de otras. Por ejemplo, existen similitudes entre idiomas tales como el portugués, el español, el catalán, el provensal, el francés o el italiano.

Todos estos idiomas se denominan lenguas romances, no sólo porque son parecidas entre sí sino también por su similitud con la antigua lengua romana a la que llamamos latín.

Identificación de errores

A continuación, destaco en rojo los errores que he detectado. En apartados posteriores, justificaré mi propuesta de corrección.

Cómo podemos averiguarlo [1]. Los pueblos primitivos dejaron sus huesos, sus útiles e incluso su arte [2], pero no nos legaron muestra alguna de su lenguaje. Para esto tendrían que escribirlo, y la escritura no se inventó hasta hace unos 5.000 años [3].

Por tanto, en cierta manera [4] pudieron dejar señales [5] sobre sus lenguajes, porque las lenguas no son completamente independientes unas de otras [6]. Por ejemplo, existen similitudes entre idiomas tales [7] como el portugués, el español, el catalán, el provensal, el francés o el italiano.

Todos [8] estos idiomas se denominan lenguas romances, no sólo porque son parecidas entre sí sino también [9] por su similitud con la antigua lengua romana a la que llamamos [10] latín.

 

Mi propuesta

¿Cómo podemos averiguarlo?[1] Contamos con evidencias obtenidas a partir del análisis de restos óseos, de sus manifestaciones artísticas y de las herramientas que utilizaban[2], pero no nos legaron muestra alguna de su lenguaje, y la escritura, que hubiera constituido una prueba fehaciente, se inventó cinco mil años atrás [3].

[ ][4] Existen pruebas [5] del tipo de lenguaje que desarrollaron, porque las lenguas no son completamente independientes [][6]. Por ejemplo, existen similitudes entre idiomas [] [7] como el portugués, el español, el catalán, el provenzal, el francés o el italiano.

[ ] [8] Estas lenguas se denominan romances por los rasgos que comparten [9] y por su similitud con [] [10]el latín.

Comentarios

[1] Puntuación. Faltan los signos de interrogación. Prefiero escribir el número con letras que con cifras. Toma nota de que en el texto original han escrito 5.000. Esto no es correcto. El número se escribe sin puntos ni comas, aunque se podría incluir un espacio fino en un programa de maquetación (5 000).

[2] La voz narrativa carece de autoridad. Para proporcionársela, optamos por el registro formal propio de las investigaciones científicas. Si somos precisos, los hombres primitivos no nos dejaron sus huesos. Resulta más correcto indicar que se cuenta con evidencias obtenidas a partir del análisis de los restos y materiales hallados durante el trabajo de campo. He intentado reflejar este matiz en mi versión.

[3] He corregido la inadecuación verbal: Tendrían que implica una acción que todavía se tiene que realizar. Hubieran tenido que… Implica una acción que se tendría que haber hecho y que no se ha llevado a cabo. Esto es lo correcto. He editado la oración posterior para ganar economía, precisión y autoridad en la voz.

[4] Por tanto, en cierta manera… son muletillas. Las eliminamos y ganamos economía.

[5] “dejar señales sobre sus lenguajes” resulta muy impreciso para tratarse de un texto formal. Para corregir esta imprecisión he recurrido al registro propio de la investigación científica: Existen pruebas… Para ser rigurosos, ellos no nos dejan señales. Somos nosotros los que obtenemos indicios a partir del análisis de materiales.

[6] Todos estos idiomas…Resulta redundante. Lo elimino para ganar economía.

[7] Elimino el adjetivo tales por redundante.

[8] Elimino todos por redundante.

[9] Modifico la frase para ganar precisión, economía y nitidez en la sintaxis.

[10]. “…por su similitud a esa lengua romana que llamamos latín”: podemos eliminar esta frase y ganamos economía. En este tipo de textos, difíciles de comprender, menos es más. Todo lo superfluo debe eliminarse.

 

¿Y bien? ¿Qué te parece? ¿Lo enfocarías de otro modo? ¿Te suscita la corrección alguna duda? No te cortes y deja tus comentarios.

 

Texto:

Isaac Asimov

Fronteras

Texto original adaptado.

Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies