Un oficio de vértigo

En el panorama editorial español irrumpe un nuevo perfil profesional: El scout literario. En los países anglosajones hace décadas que los editores trabajan con ellos. En nuestro país, se trata de un oficio que parece consolidarse.

Los scouts son cazatalentos. Su trabajo consiste en detectar una tendencia, un proyecto de novela susceptible de convertirse en un éxito de ventas. Atrás ha quedado el tiempo en que los autores enviaban sus manuscritos a las editoriales y se sentaban esperando una respuesta. Ahora, los grandes sellos contratan a personas que salen a la calle a la caza del talento.

 

¿Qué labor desempeña el scout literario?

 

Su papel es obtener información sobre autores y obras que cubran las necesidades del sector. Un buen scout anticipa tendencias y localiza escritores cuyas obras o proyectos literarios estén en la misma línea.

Para cubrir los costes que generan sus imponentes estructuras, los grandes grupos editoriales necesitan de autores que vendan cientos de miles de ejemplares. Así que eso es lo que buscan: historias que por su temática puedan interesar a muchos.

 

Prepárate para ser descubierto…

El editorial es un sector en proceso de cambio. Puedes formarte para descubrir… o prepararte para ser descubierto.

Cuando escribas en tu blog, actualices tu página web o compartas información en las redes, piensa que editores y scouts te observan. Si quieres convertirte en escritor profesional, mima tu imagen corporativa, mantén tus perfiles al día y muestra lo que escribes y cómo lo escribes.

No te quedes en casa esperando que llamen a tu puerta. Sal a su encuentro, sitúate en su camino. Atrae su atención. ¿Cómo? Que el contenido de tu blog o página web hable de ti, de las historias que escribes. Demuestra que dominas el lenguaje como herramienta de creación, que conoces el sector editorial y que tienes claro a qué público te diriges.

Y sobre todo, estudia, aprende, escribe, lee. Escribe, escribe, escribe….