Según la Fundación del Español Urgente, los españoles utilizamos de forma habitual entre mil y cinco mil palabras, dependiendo del nivel cultural y de la educación recibida.

Para ampliar nuestros horizontes lingüísticos os proponemos un recorrido por las palabras más socorridas de nuestro idioma: los insultos.

Y, mira por dónde, hemos encontrado uno que, a pesar de que el vocablo está en desuso, nos puede resultar útil en alguna ocasión.

Zamacuco

Hemos rescatado este insulto que no debemos confundir con el término jamacuco, definido por la RAE como «indisposición pasajera». Podéis utilizarlo como sinónimo de ladino, taimado, lagarto, artero, falsario

Según Juan de Dios Luque, denominamos zamacuco «al bobo fingido que se hace pasar por tonto para conseguir algo». Se trata de personas que, callando o simulando torpeza, hacen su voluntad o lo que les conviene (RAE). La palabra proviene del término árabe samkuk, que significa necio, malicioso.

«Cuando te pedí que me ayudaras a redactar el presupuesto, hiciste como quien oye llover. Me dijiste que habías olvidado las cuatro reglas, que las cuentas no eran lo tuyo, pero me han dicho que en Madrid trabajabas como contable. ¡Zamacuco!».

 

Anotad esta palabra en la libreta. ¡Quién sabe cuándo podréis necesitarla!

Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies